viernes, 5 de noviembre de 2010

LA AGONÍA ANIMAL DEL CIRCO / Eduardo Lamazón

Por  Eduardo Lamazòn

   Los dueños de circos cuentan con que los flacos leones de sus jaulas no hablan, porque si lo hicieran contarían historias tremebundas.
    Ahora es Durango, en México, donde la gente con buena sensibilidad denuncia actos de crueldad contra los animales del circo Oriental, y que al león lo alimentaron con un perro, siendo que la carpa fue contratada para llevar alegría a la población con motivo del 442 aniversario de la ciudad. Mañana será otra Durango y ayer fue otra. Los circos son uno de los muchos infiernos que hay para los animales.
    De niño me gustaban los circos y me divertían los animales amaestrados, tan dóciles, tan inteligentes, tan simpáticos. De grande me atormenta el dolor de esos pobres seres siempre en esclavitud, siempre golpeados y humillados, siempre sometidos a la brutalidad de su verdugo de turno. Cuando le digan que no es cierto piense en lo que debe haber sufrido un elefante para “aceptar” bailar en una pata.
    Los progresos  de conciencia en algunas sociedades -que paradójicamente son contrarrestados por los retrocesos de conciencia que se dan al mismo tiempo- han hecho que los circos con animales tengan hoy graves problemas para subsistir porque son aborrecidos en muchas ciudades del mundo. Cada dìa tienen menos espacios a su disposición porque los alcaldes y presidentes municipales, muchos de los cuales no aman a los animales pero aman los votos, saben que permitir circos con animales es granjearse la antipatía de la gente educada de su comunidad.
    Durango denuncia angustiada al circo, que se mueve con comodidad en una comunidad prototipo de muchas echadas a perder para el bienestar animal porque está enclavada en este universo perverso: circos-negocio sin responsabilidad social, gobernantes torpes e insensibles, autoridades (en México SEMARNAT y PROFEPA) que siempre llegan tarde y que no cumplen con su obligación, congresos estatales sin leyes o con leyes ignoradas para el mundo animal, una sociedad anestesiada para sentir el dolor ajeno y una opinión pública formada por medios de comunicación que rara vez se ocupan de formar, de educar.
    Se puede respetar la vida animal. En los circos también. El Cirque Du Soleil es la industria cirquera más grande y mejor del mundo y no usa animales.
    La buena o la mala vida de los animales tiene relación directa con la cultura y las buenas costumbres de donde les toca vivir.

Eduardo Lamazòn Julio 2005
 http://www.conciencianimal.org/articulos_para_la_concienciacion/la_agonia_animal_del_circo_por_eduardo_lamazon.html




Quizá te interese:

Circos con animales, la esclavitud legalizada






EL lado oscuro de los circos... golpes y maltrato





4 comentarios:

  1. No puedo ver el vídeo me pongo enferma. Si los cogiera yo se iban a enterar pero bien...

    ResponderEliminar
  2. Spooky, tengo que reconocer que yo no los he visto enteros, sólo lo suficiente para ver de qué se trataba, y he tenido que apagar el volumen. En unos segundos he visto imágenes que no podré quitármelas de la mente. Es terrible. Toda una vida encerrados entre rejas saliendo sólo para hacer el numerito para que otros se rían de sus desgracias. Es cruel la muerte por tortura pero ¿y la vida que llevan estos animales hasta su muerte? Creo que ningún texto, por muy bien escrito que esté, puede reflejar la dramática existencia de estos inocentes. Nunca me han gustado los circos, ni siquiera durante mi infancia, siempre me han parecido dramáticos.

    ResponderEliminar
  3. Se me ha partido el alma viendo esto.....

    ResponderEliminar
  4. Deberian eliminar los circo con anilmales en todos los paises, para que asi los pobres animales no sufran tantos, señores no lleven a sus hijos a ver estos espectaculos que al terminar los animales son encadenados

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog