domingo, 5 de septiembre de 2010

Llanto y copla por la muerte de don Guido

Como este blog lo creé con la intención de compartir litaratura o poesía relacionada con los animales o con la sociedad española (por eso lleva por título “De la Vida y la Palabra”),  quiero compartir con vosotros unos versos de uno de mis poetas preferidos, Antonio Machado. El poeta sevillano sabía retratar como nadie el carácter y la idiosincrasia española; el deseo de evolucionar de una parte de la sociedad, contra los que se resisten a cambiar anclados en el pasado, viviendo en el pretérito, “Las dos Españas”. No podían salvarse de esta crítica los típicos españolitos, taurinos, amantes de la sangre de los toros y  las sagradas tradiciones. Han transcurrido tantos años y continuamos en el mismo camino.


Llanto y copla a la muerte de don Guido 



Al fin, una pulmonía
mató a don Guido, y están
las campanas todo el día
doblando por él: ¡din-dan!
Murió don Guido, un señor
de mozo muy jaranero,
muy galán y algo torero;
de viejo, gran rezador.
  Dicen que tuvo un serrallo
este señor de Sevilla;
que era diestro
en manejar el caballo,
y un maestro
en refrescar manzanilla.
  Cuando mermó su riqueza,
era su monomanía
pensar que pensar debía
en asentar la cabeza.
  Y asentóla
de una manera española,
que fue a casarse con una
doncella de gran fortuna;
y repintar sus blasones,
hablar de las tradiciones
de su casa,
a escándalos y amoríos
poner tasa,
sordina a sus desvaríos.
  Gran pagano,
se hizo hermano
de una santa cofradía;
y el Jueves Santo salía,
llevando un cirio en la mano
—¡aquel trueno!—,
vestido de nazareno.
Hoy nos dice la campana
que han de llevarse mañana
al buen don Guido, muy serio,
camino del cementerio.
  Buen don Guido, ya eres ido
y para siempre jamás...
Alguien dirá: ¿Qué dejaste?
Yo pregunto: ¿Qué llevaste
al mundo donde hoy estás?
  ¿Tu amor a los alamares
y a las sedas y a los oros,
y a la sangre de los toros
y al humo de los altares?
¡Buen don Guido y equipaje,
buen viaje! ...
  El acá
y el allá,
caballero,
se ve en tu rostro marchito,
lo infinito:
cero, cero.
  ¡Oh las enjutas mejillas,
amarillas,
y los párpados de cera,
y la fina calavera
en la almohada del lecho!
  ¡Oh fin de una aristocracia!
La barba canosa y lacia
sobre el pecho;
metido en tosco sayal,
les yertas manos en cruz,
¡tan formal!
el caballero andaluz.

Antonio Machado







Quizá te interese:

Los taurinos


Por tierras de España

3 comentarios:

  1. StatCounter Free invisible Web tracker, Hit counter and Web stats Una pequeña maravilla. Permite saber aprox quienes te visitan, desde donde lo hacen, que recorrido hacen en tu web, que servidor utilizan, cual es su IP, que palabras han puesto en google u otros buscadores para encontrarte... Te dá nº de visitantes, clicks de cada uno de ellos, cuantas veces te han visitado y un largo etc. Es el servicio más completo que existe y además gratis. Lo utilizo desde 2007 y cuando le pillas el tranquillo y comienzas a interpreetarlo correctamente --que no es perfecto tampoco--- es muy útil. Sólo tienes que registrarte y enganchar un html que aparece al final. Te aconsejo que a la hora de configurar el servicio eligas la opción "contador invisible". Te lo pongo aquí porque no tengo tu correo, sorry.

    ResponderEliminar
  2. Araña, ya lo he instalado.
    Gracias por perder tu tiempo en ayudarme.
    Mi correo para este blog es este:
    delavidaylapalabra@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. Ayudar a un colega bloguero nunca es una pérdida de tiempo. Cuando yo comencé hace 4 años también me ayudaron otros blogueros. salu2!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog