miércoles, 15 de septiembre de 2010

Agentes del Parque del Retiro contra "peligrosos delincuentes" que dan de comer a gatos y pájaros, y pasean a sus perros

Julia Bustos | Madrid


http://www.elmundo.es/elmundo/2010/09/14/madrid/1284471782.html



El descontento se palpa en las caras de algunos usuarios del parque del Retiro. No están de acuerdo con la actuación de los 'agentes de parque', del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, en este espacio verde madrileño. Aunque la tarea de éstos es velar por el buen estado de este gran pulmón de Madrid, para algunos de los transeúntes que a diario lo visitan "se están creciendo y excediendo en sus competencias".
Así lo afirma Begoña, una jubilada del distrito Retiro, en la entrada al parque por la Puerta de Alcalá. "Hace dos años, tras manifestarnos en la Feria del Libro, conseguimos un horario para pasear a los perros sin correa hasta las 10.00 horas y desde ese momento nos tratan de forma intimidatoria, siempre se meten con la gente más débil como las mujeres y los ancianos", afirma por su parte Juan Carlos Capelo, un usuario del parque que suele pasear allí a su perro.
Sus quejas encuentran apoyo en las declaraciones de Pilar Daguerre. Esta madrileña lleva paseando "toda la vida" por el Retiro y desde hace unos años acude "a dar de comer a los gatos" que en él habitan. Durante un tiempo, desde 2007, el miedo era su fiel compañero en las visitas al parque.
"El problema que he tenido es que querían que llevase la comida a los gatos a otra zona, pero yo creo que hay que darles de comer donde están porque no voy a ir como el Flautista de Hamelín con 30 gatos atravesando medio Retiro", afirma.
"Tuve una agresión por darle de comer a una gata que le faltaba una pata", señala. "Cuando el agente se acercó a mí me dijo que me identificase y yo le dije que primero se identificase él, como no lo hizo, yo tampoco", asegura esta madrileña de Lagasca.
"Me dijo que llamaba a la Policía y tiró la comida que yo traía para los gatos a una papelera". Para Pilar fue "un abuso de autoridad" y su actuación fue "prepotente". Cuando salió del parque, hacia la calle Ibiza, el agente del parque empezó a darle "golpes en la espalda con el hombro", según denuncia.
"Tengo 67 años, yo no decía nada más que no me empuje que me caigo", dice recordando el momento. "Creo que no es justo que una persona del Ayuntamiento y con uniforme se dedique a agredir a la gente", concluye. A partir de ese momento se siente "intimidada" e incluso llegó un momento en que comentó a su gente más cercana que "estaba segura de que iba a tener un accidente en el Retiro". Desde octubre, Pilar no ha tenido ningún problema en el parque.

Gatos, perros y pájaros

No sólo aquellos que quieren alimentar a los felinos tienen problemas en El Retiro. También los dueños de los perros o aquéllos que alimentan a los pájaros entran a formar parte de la controversia que se está originando en el parque.
"Mis agresiones se iniciaron el 8 de julio cuando tuve un incidente muy grave en La Chopera", dice Juan Carlos Capelo. "Había una serie de perros ladrando pero la mía no había intervenido. Eran las diez menos siete de la mañana cuando se acercan tres guardas y se dirigen directamente a mí, en vez de al grupo con perros que ladraban, diciéndome que sujetara a la perra, que la atara, porque era un peligro para los viandantes", asegura este electricista de Madrid.
Después, los guardas le "persiguieron fuera del Retiro". Según su versión, le siguieron hasta el Jardín Botánico, frente del Museo del Prado. A continuación le redujeron tirándole "al suelo", le "dieron patadas", le colocaron boca abajo, le inmovilizaron poniéndole "las rodillas en la espalda y la cara contra el suelo" y al final llamaron a la Policía Municipal que le llevó detenido a una comisaría de la Policía Nacional, según la denuncia del supuesto agredido.
Además de que fue denunciado por desacato y resistencia a la autoridad -incumplía la normativa de dejar suelto al perro en el horario establecido-, la Policía Nacional, "ante el maltrecho estado" que presentaba, le trasladó a un ambulatorio y los médicos le derivaron después al hospital Gregorio Marañón.
"Tengo lesiones, estoy en tratamiento médico, me tienen que hacer una resonancia en las piernas, ando mal con los talones, tengo resaca de la paliza que me dieron y la cara la tenía destrozada e incluso tengo que ir al dentista porque me falta un puente de tornillo en la parte izquierda", asegura Juan Carlos.
"El último enfrentamiento fue el martes pasado. Saben la zona donde estamos y las horas y vienen a buscarnos directamente y todos los días los tenemos enfrente", asegura. Un agente en moto, tras una nueva discusión porque estaba cepillando a la perra en el parque, se "me acercó bruscamente y me dio en el pecho". Juan Carlos denuncia "acoso, persecución y daños".
"Nos ponen multas constantemente por echar pan a los pájaros, por acercarnos a las zonas infantiles, por la comida de los gatos, por la perra suelta; sin embargo, la gente come, bebe, pisa el cesped, orinan detrás del estanque, venden droga, trapichean con otros artículos y la policía se queda con los abrazos cruzados porque no quieren problemas con ellos", afirma.
"Nosotros no somos delincuentes y en cuanto nos ven se aproximan a nosotros", dice. "Aquí se roba, se vende droga, hay prostitución y no pasa nada", concluye.
Ecologistas en Acción, en un comunicado, ha señalado que "algunos Agentes de Parque actúan como auténticos matones, propinando palizas y hostigando a usuarios, especialmente mujeres mayores" y "todo ello por pasear con perros sueltos o dar de comer a gatos abandonados".
El Ayuntamiento asegura por su parte que no tiene constancia de ninguna denuncia y que si huviera conocido estos hechos habría actuado en consecuencia. Una portavoz del Área de Medio Ambiente afirma además que el caso está en manos de la Justicia y que se actuará en función de lo que ésta determine.
Julia Bustos
En este enlace podéis ver un vídeo relacionado con este tema: 


6 comentarios:

  1. Yo con estas cosas, me indigno, ya lo sabes. Me parece vergonzoso que esa gente uniformada se dedique a maltratar y como dice la sensata mujer del video, a cometer abusos de autoridad. ¿¡Que pasa en este pais con tema de los animales!? ¿Multas por dar de comer a los pájaros? ¿Por soltar a tu pero en un parque? ¿Por alimentar a esos pobres gatos? Inevitablemente, he vuelto a pensar en los gatos callejeros de Roma. ¡Que diferencia! Y sobre todo, que vergüenza.

    Cada dia tengo más claro que cuando me toque la loteria, yo emigro. En este pais no hay leyes que protejan sus derechos. No puedes viajar con tu perro en metro, te prohiben la entrada en las tiendas... He visto fotos de pacientes en un hospital americano con sus perros de visita. Perros nadando en piscinas públicas ciertos dias y horas de la semana. Perros en restaurantes,en muchos paises de Europa. Eso es impensable en este pais. Comprenderas que quiera emigrar. Por no hablar de lo de Platanito.

    España sigue sin ser Europa.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Alberto, este país no evoluciona porque no quiere evolucionar. Eso sí, la gente acepta cualquier invento que le ayude a llevar una vida mejor, pero sólo para ellos. Los animales, según su opinión, tienen que ser tratados como en la Edad de Piedra.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Alberto, tienes razon España no es Europa pero lo ma grave es que los españoles no somos europeos ni de casualidad, yo he visto la comida que dejan estas señoras en el retiro, restos de pescaderias y carnicerias, queda un edor nauseabundo pues dejan alli los despedicios haciendo mucho calor y hasta el dia siguiente, yo no quiero que las multen, pero tampo quiero pasear por un parque como el retiro y que parezca que estoy en un vertedero, lo de esos agentes no tienen perdon y espero que la ley caiga sobre ellos, pero yo conozco a algunos pues he tenido problemas en el retiro y siempre me han ayudado en todo lo posible, tambien tenemos que evolucionar como ciudadanos respetando a los dema ciudadanos y a los que visten un uniforme que nseguida lo convertimos en objetivo de nuestras iras y problemas de cualquier indole mundial.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo:

    Perdóname, pero no me había dado cuenta de este comentario hasta ahora.

    Tienes razón en lo de la comida estropeandose y los olores, etc. pero la cuestión, quizás sería que no son los ciudadanos los que deberían preocuparse de alimentar a estos gatos. Estas buenas mujeres, muchas veces no disponen del dinero suficiente para comprar pienso. Simplemente les llevan para que se alimenten, lo más barato, o incluso regalado, que pueden conseguir.

    Yo he conocido a alguna mujer que se gastaba todos los meses muchos euros en comprar pienso para los gatos del parque y que luego apenas tenían dinero para alimentarse ellas. Esto demuestra lo importante que es para esta gente que esos gatos no pasen hambre. Ojala fueramos todos sólo un poco como ellas. Suelen pasar por personas locas. Yo diría que son generosas con los animales necesitados.

    Vuelvo a decir que cuidar a los gatos, perros, etc. no debería ser cosa de estas personas. Y puedo volver a mencionar como se trata a los gatos abandonados en Roma, donde están protegidos por la Ley. Hay miles de ellos en la ciudad. La gente los valora y aprecia, incluso turísticamente hablando. Si Anna Magnani pudiera hablar...

    Todo esto es inpensable en España.

    Perdóname el descuido otra ve.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Perdóname, Alberto, no he querido comentar más este tema porque para mí todo está muy claro.
    El anónimo que ha contestado anteriormente dice que estas mujeres dejan "restos de pescaderias y carnicerías". Resulta que yo conozco a estas señoras y sé lo que se gastan en PIENSO para gatos. No quiero dar más importancia a algo que no la tiene y menos aun, cuando hay personas que acusan sin conocimiento y sin pruebas. Este tema no es sólo del Retiro de Madrid, ocurre en todos los rincones del país. Si quieren criminalizar a las compañeras que trabajan desinteresadamente por cuidar de los gatos que abandonan otros ciudadanos "muy limpios y respetuosos" este no es el lugar, y yo no les voy a dar ni un segundo de mi tiempo.

    ResponderEliminar
  6. Que listos son los del Ayuntamiento... saben de sobra que la "justicia" dictaminará acorde a sus deseos; el agredido está solo y hay dos o más agentes de la autoridad en su contra.
    Y es de ésta autoridad de los que la "justicia" recibe todo tipo de privilegios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog