viernes, 20 de agosto de 2010

A veces me preguntan...

A veces me preguntan por qué dedico tanto tiempo en defender a los animales, habiendo tanto hambre en el mundo y tantas injusticias...

a lo que yo respondo:

Si en lugar de defender a los animales, defendiese la tauromaquia ¿me harían la misma pregunta?

 


 

5 comentarios:

  1. Defendiendo a la tauromaquia también defiendes a los animales. A los animales que la practican y la miran. Animales, en el peor sentido de la palabra.

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Araña. Aunque siempre evito nombrar a estos individuos como animales, por respeto a los animales, tanto humanos como no humanos.

    El caso es que la típica preguntita, propia de fulan@s cortit@s de mente, me tiene hasta las gónadas. Según su sapientísimo razonamiento puedo defender la perpetuidad de las corridas de toros, o pagar un pastón en una entrada para ver una corrida, o dedicar las 24 horas del día a cuidar de mi cuerpito serrano y mi dinero para operaciones en Corporación Dermoestética y nadie dice “esta boca es mía”. Pero cuando haces algo, por mínimo que sea, a favor de algún animal, de un toro o de un gato, te tienes que ir antes de misionero a África…Lo que digo ¡hasta las gónadas!

    ResponderEliminar
  3. Esta gente no mueve un músculo por nadie. Mucha gente se cree "buena" porque nunca han matado a nadie, para mi ser buena persona implica hacer cosas buenas, si no hacen ni bueno ni malo son carne inútil que no sirve para nada. Aunque mejor neutro que malo, claro.
    Anda qué fea que es la in-fanta de naranja junto a su ídolo cejijunto. Puaj!

    ResponderEliminar
  4. Spooky, es que el dinero y la sangre "azul" no dan la belleza, y esta pobre es feíta por fuera y por dentro (que es lo más importante).

    Tú sí que eres guapa!
    Un besazo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog