martes, 31 de agosto de 2010

Terror en el cementerio municipal de Salamanca: siguen matando gatos

COPIO información recibida, tal y como me ha llegado: 



 Terror en el cementerio municipal de salamanca siguen matando gatos


En el ... Cementerio Municipal de Salamanca,, siguen matando gatos Este es el titular que hemos escogido en ASPAP (Asociación Salmantina Protectora de Animales y Plantas) para una horrible historia que tiene como presuntos verdugos a los empleados de la empresa “Parque Cementerio de Salamanca, S.L.” concesionaria de la explotación del Cementerio Municipal de Salamanca desde el año 2002 y como víctimas a los gatos que llevan viviendo alí más de 30 años.

El maltrato y exterminio de animales en el Cementerio de Salamanca no es algo nuevo. 
Todavía tenemos en nuestra retina el caso de la perrita decapitada en un nicho, con sus cachorros aún agarrados intentando extraer leche del cadáver sin cabeza de su madre. 
Los casos de gatos heridos, muertos o desaparecidos en el Cementerio son innumerables. Llevamos ya mucho tiempo recogiendo gran cantidad de gatitos tanto en el propio cementerio como en sus alrededores. Uno de los penúltimos casos fue a finales del mes de Julio, cuando una de nuestra colaboradoras rescató aún con vida a 2 cachorros (Tristán e Isolda) con apenas 1 semana de vida, del contenedor de la basura del Eroski situado frente al cementerio.

El verano pasado ya tuvimos una reunión con el gerente de la empresa “Parque Cementerio de Salamanca, S.L.” porque diariamente los empleados retiraban la comida y el agua a los gatos o la tiraban por el suelo, desaparecían gatos de la noche a la mañana y encontramos 1 destripado, otra gata muerta a palos y con la cabeza reventada, y una tercera medio aplastada con una losa y con la cara destrozada, que llamamos Lola, a la que encontramos en una tumba vacía y que finalmente también murió.

En dicha reunión también estaba el encargado del Cementerio, un señor que es conocido por su animadversión hacia los gatos en particular y los animales en general, con el que ya hemos tenido algún que otro desagradable desencuentro y que se ha permitido incluso el recriminar (por no decir insultar) al Padre Francisco, capellán del Cementerio, que también alimenta los gatos. Este señor justifica la retirada del alimento y el agua de los gatos con argumentos como que hay personas que tienen un profundo sentimiento religioso y le molesta ver a los gatos por allí, que están llenando de suciedad todas las lápidas pues realizan sus necesidades sobre las lápidas (lo que implica un desconocimiento absoluto de las costumbres y hábitos de los gatos), que los empleados de la limpieza se quejan del trabajo extra que ocasionan la presencia de gatos, y que en el Cementerio están prohibidos los animales, a pesar de ser un espacio abierto. a solución que proponían era que los trasladáramos a un espacio inmundo que llaman "El Corralillo", dentro del propio cementerio, y que fue donde encontramos muertos a los anteriores. Este “corralito” es un lugar inmundo, lleno de excrementos humanos, plagado de pulgas y con restos funerarios abandonados. La comida que diariamente nos retiraban la dejaban allí, llena de mierda, pajas y polvo, y el agua hasta con orines. Por supuesto, nos negamos a aceptar estas condiciones, y seguimos dejándoles la comida y el agua en el discreto lugar donde llevamos haciendo desde siempre.

Y aunque la situación parecía haberse solucionado, de nuevo este año veníamos teniendo sospechas que la situación anterior volvía a repetirse, pero esta vez se estaban exterminando los gatos presuntamente por el personal que trabaja en el Cementerio. La voz de alarma nos la ha dado el hecho de que estén desapareciendo las gatas grandes, una forma muy selectiva de asesinar por un lado a las madres y por otro lado a los gatitos pequeños que sin su madre no pueden sobrevivir, y si alguno sobrevive es "ayudado" a morir.
Además, en las últimas semanas nos encontramos con la comida que les dejamos tirada por el suelo, los recipientes desaparecidos y por supuesto sin agua.
En medio de todas nuestras sospechas el 20 de agosto La Gaceta Regional de Salamanca (periódico protauricida, por cierto) publicó un artículo en el que el personal del Cementerio alude a las quejas que hay de la presencia de gatos en el Cementerio, debido a la irresponsabilidad de la Protectora de Animales y otras personas que les alimentan y promueven que sigan viviendo allí. Un artículo que nos ha dejado perplejos ya que refleja un pensamiento más propio de siglos anteriores y lejanos, pero que nos reafirma en las sospechas de que los gatos están siendo masacrados. Hemos de añadir que el supuesto periodista que firma el artículo contactó telefónicamente el día anterior a la publicación del mismo con la Responsable de nuestro Refugio, solicitando información al respecto. Se le indicó lo que estaba ocurriendo, y en un alarde de tergiversación y manipulación de la verdad escribió el artículo antes nombrado. Recientes víctimas han sido 2 gatitos con semanas de vida, muertos a palos, sangrando por los oídos, y cuyos cadáveres fueron expresamente colocados para que los encontrásemos, en una extraña posición.
Pero no han sido las últimas víctimas: el mismo 20 de agosto hemos encontrados otro gatito de unos 2 meses atrapado en un agujero e inconsciente por un golpe recibido, tal y como confirma el veterinario. Suponemos que pensaron que ya estaba muerto y allí lo han dejado, como otro regalo más para los que les cuidamos a diario. Fuimos directos al veterinario y poco a poco ha ido recuperando la consciencia, aunque sigue en estado de shock y el veterinario no sabe aún si se quedará ciego de la patada o golpe que le han propinado. El lugar en el que ha aparecido atrapado es un espacio en el que se esconden los gatitos pequeños, pero cuando empiezan a crecer, se convierte en una trampa mortal ya que no caben y se quedan atrapados a merced de lo que quieran hacerles los que acaban con sus vidas con total impunidad. El 25 de Agosto, nos hemos encontrado una nueva víctima: un cachorro muerto de unos 3 meses, con una herida por objeto punzante en el abdomen. Además la comida y el agua había desaparecido y casualmente hay tierra sobre las lápidas, quizas buscándo que los gatos hagan sobre ellas sus necesidades, en un deseperado y demente intento por buscar apoyos entre los familiares del finado ocupante de la sepultura.
La ASPAP quiere denunciar públicamente esta masacre de seres vivos que se está produciendo en el Cementerio Municipal de Salamanca. Hay que recordar que el núcleo de gatos que hay allí lleva viviendo allí más de 30 años, colaborando incluso con el mantenimiento del mismo al ser ellos los que mantienen controlados a ratas y ratones. Nos extraña además que haya tanta gente que se sienta ofendida por la presencia de mininos, cuando a nosotros se nos acercan multitud personas para agradecernos que les alimentemos y llegando incluso a captar socios por la labor que llevamos a cabo en dicho cementerio.
Desde hace años la Protectora de Animales de Salamanca ha propuesto al Ayuntamiento la esterilización selectiva de los gatos (machos) en los distintos núcleos que existen en la ciudad, incluido el Cementerio Municipal, y a los cuáles alimentamos a través de colaboradores, aunque no hemos obtenido nunca ninguna respuesta ni colaboración. Nosotros ya nos estamos ocupando de esterilizar a algunos y ocuparnos de los más enfermos, en la medida en que nuestros escasos y limitados recursos nos permiten.
Solicitamos que todas aquellas personas sensibilizadas con los animales transmitan su repulsa por estos hechos tanto ante la empresa concesionaria, como ante el Ayuntamiento o incluso ante La Gaceta Regional de Salamanca por el fomento que realiza desde sus páginas con el maltrato de la indefenso gatos del cementerio de Salamanca.


Tanatorio San Carlos (Oficinas de gestión y administración de los Cementerios Municipales de Salamanca)

Avda. Obispo Sancho de Castilla, s/n (entrada por Glorieta Ramiro II)
37006 Salamanca
Telf: 923 125 390 
begin_of_the_skype_highlighting 923 125 390 end_of_the_skype_highlighting

 - Fax: 923 125 391
sancarlos@parquecem.com

La Gaceta Regional de Salamanca
Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81.
37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 

Fax redacción: 923 256155
Fax admon. y publicidad: 923 258404 
923 258404 
salamanca@lagacetadesalamanca.com


Ayuntamiento de Salamanca
Área de Medio Ambiente
Avda. de la Salle, 114-116
37008 Salamanca
medioambiente@aytosalamanca.es



De: Yolanda Diaz 

6 comentarios:

  1. Este comentario lo publico yo, pero es de nuestro compañero Alberto. Al parecer hay algún problema en el blog y no sale reflejada su aportación.

    Alberto ha escrito:

    Esto es vergonzoso. Sólo un caso más de barbarismo, bestialidad, ignorancia y falta de sensibilidad. Cualquier persona capaz de cometer esas atrocidades con unos pobres gatos, se merece lo peor.

    Esas personas salvajes deberían saber lo que ocurrió en Europa en el siglo XIV. La iglesia (siempre responsable de tantas muertes a lo largo de la historia) decidió que los gatos eran cosa del diablo y junto a las, consideradas por ellos brujas, fueron prácticmente exterminados de Europa. Desollados vivos, arrojados de lo alto de los campanarios de las iglesias y arrojados a las hogueras. El resultado: La Peste Negra. Era contagiada por las pulgas a las ratas. Al no haber gatos en Europa, las ratas proliferaron extraordinariamente contagiando la peste a la población. Murieron 20.000.000 de personas. Hasta que descubrieron la causa y los gatos volvieron a ser bienvenidos.

    Deberían ser venerados, protegidos y adorados, como lo hacían los egipcios. No maltratados.

    ASI ES COMO TRATAN A LOS GATOS EN ROMA:

    Copio de "La Vanguardia":

    "Roma posee un modelo peculiar en cuanto a legislación gatuna. Desde 1997, la ley regional n.º 34 obliga a las instituciones públicas a esterilizar gratuitamente a los gatos que se hallan en libertad en las colonias gatunas. Además, prohíbe maltratarlos y desplazarlos de sus hábitats, que suelen ser las numerosas ruinas de la antigua Roma, donde ejercen cierto control sobre los roedores y donde se han convertido en atracción turística.

    La prohibición afecta también a los gatos que puedan ocupar un jardín o parque privado. Recientemente, en el 2004, las sanciones por vulnerar esta ley se han endurecido: pueden ascender a 18 meses de cárcel y a 15.000 euros de multa. Y por si fuera poco, el 11 de diciembre del 2001 otra disposición elevó a los gatos a la categoría de "bienes bioculturales" y, en consecuencia, los convirtió en especie protegida.

    Se calcula que Roma alberga a 300.000 gatos, de los cuales nada menos que 180.000 viven en libertad. Sus asentamientos se encuentran en los múltiples espacios abiertos con restos arqueológicos: alrededor del Coliseo, cerca de la pirámide de Caius Cestius y del cementerio protestante, en los foros, en las plazas del Vaticano... Su popularidad entre los turistas, que los fotografían entre las nobles piedras, es tal que ciertos guías anglosajones proponen itinerarios de catwatching,que recorren las ruinas con más presencia gatuna bajo el lema "gatos y cultura". Y para los propios italianos gatófilos y con el objetivo de concienciar de la vida dura del gato errante, la ciudad de Roma organiza cada año un circuito en autocar para visitar las colonias más pobladas y pintorescas."

    Una vez más, España no es Europa.

    ResponderEliminar
  2. Siento los problemas para publicar mi comentario. No debería extenderme tanto.

    Esto de los gatos, me resulta muy similar al tema de los galgos. Los gatos eran considerados sagrados por los egipcios. También los vereraban en la antigua Roma. A los galgos, les sucedía lo mismo. En egipto pocos podían poseer un galgo. Eran más valiosos que los esclavos. El nacimiento de una nueva camada de galgos, se consideraba tan importante como el nacimiento de un nuevo hijo en la familia. Se condenaba con la muerte a cualquiera que matase a un perro, no sólo a un galgo. Que diferente con lo que ocurre hoy en día. La iglesia tiene una historia llena de sangre y muerte. Son los responsables de millones de vidas (20 millones sólo con la peste!). Hay que mencionar, también, a todas las personas que la iglesia mató por considerar herejes y brujas. Una mujer, sólo por ser peliroja, era condenada. Me pregunto que pasaría con los hombres pelirojos. Otra de las "cualidades" de la iglesia, está claro que era y sigue siendo la misoginia. Y todavía hay gente que va a misa...

    El trato que se les daba a los gatos antes de Cristo, hace pensar que estemos involucionando.

    Estoy volviendo a enrollarme!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Alberto, por favor, puedes extender tus comentarios tanto como quieras, yo estoy aprendiendo muchísimo. Lo que has comentado sobre los galgos no tenía ni idea.
    Lo de la iglesia y los "herejes" tiene "tela", no sólo quemaban a una mujer por ser peliroja sino por ser guapa!. Hace años leí un libro sobre la Inquisición española que me puso muy mal cuerpo. Entre otras cosas mencionaba que en algunos pueblos, como alguien tuviese manía (envidia) a una mujer por ser más guapa que las demás, sólo tenía que acusarla de brujería y ¡adiós guapa! ¡a la hoguera!.
    También era común quemar a personas que eran especialmente cariñosas con sus animales domésticos. Recuerdo un caso de un hombre al que quemaron con su burro PORQUE LE TRATABA DEMASIADO BIEN!. Recuerdas la película de Esmeralda la Zíngara? trabajaba Charles Laughton y Maureen O'Hara, fenomenal. ¿Cuáles eran algunas de las razones para quemar a la zíngara con su cabra? porque la trataba muy bien. Nunca se me olvidará. Recomiendo al que no haya visto la película que lo haga, es una obra de arte. Charles Laughton está genial, como siempre.
    Cuánta gente hay con la venda en los ojos! Siento si alguien se siente ofendido pero la verdad nadie la puede negar y el asesinato de animales indefensos en este católico país se debe en su mayor parte a las enseñanzas de la iglesia católica. Es un hecho innegable.

    Alberto, cuando quieras escribir un texto extenso, sólo tienes que hacerlo en varias veces, todas las que quieras. Así aprenderemos todos.
    Gracias, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Eres muy amable, Yolanda. pero yo, te aseguro, tengo muy poco que enseñar. Más bien, mucho que aprender.

    Quiero hacer una entrada sobre los galgos en la Historia, desde hace mucho tiempo. Leí un libro hace un par de años, que era fascinante. me llevará mucho trabajo, por eso lo voy postergando. Pero tengo muchas ganas de hacerla para que la gente vea como se les consideraba, tan valiosos! No como hoy en día. todos los que tenemos galgos, lo entendemos muy bien. Que conste que no menosprecio a las otras razas. Yo antes de los galgos, he tenido mestizos. ¡Me encantan los mestizos!

    Ví la película de Laughton hace muchos años. tengo que volver a verla.

    Yo NUNCA me disculpo en el blog por mis opiniones. La iglesia NUNCA se disculpa por todas las barbaridades que han perpetrado a lo largo de los tiempos. Y siguen haciéndolo. Pederastia ocultada, declarar como pecado el uso del preservativo, despilfarro de miles de millones en cada viaje papal... si alguien se ofende, que se informe y medite un poco antes. La iglesia bendice hasta las corridas de toros! Yo soy el mayor ofendido, lo siento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Cuando dije "Barbarismo", obviamente quise decir "Barbarie". Te dije que estaba muy dormido esta mañana! Perdón.

    ResponderEliminar
  6. Sin problema Alberto, yo ni me he dado cuenta si no llegas a decirlo. Todos nos confundimos escribiendo y yo la primera, tengo dislexia, así que, imagínate lo que me cuesta escribir, pero yo erre que erre.
    De lo que comentas sobre los galgos en la historia sería genial que hicieses el estudio. Hay poca gente que se da cuenta del trabajo y las horas que lleva preparar alguna información, pero las hay que lo agradecemos enormemente. Si no fuera porque tantos compañeros han dedicado buena parte de su tiempo en investigar para que otros aprendamos estaríamos en párvulos (en el aspecto del conocimiento animal y su maltrato).
    Yo también quiero hacer una investigación de cómo las raíces de la Inquisición española aun perduran en el pensar y actuar de muchos cazurros de este país en su trato con los animales. Cuánta sangre derramada en nombre de la religión. ¿Pagarán algún día por todos estos crímenes? Creo que es imposible, tendrían que vivir muchas vidas...
    Un abrazo y gracias, Alberto

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog