jueves, 10 de junio de 2010

La terrible realidad de los circos con animales





Imágenes sin comentarios 


















2 comentarios:

  1. Qué pena y qué vergúenza que esta humillante privación de libertad no sea ilegalizada ya. Qué impotencia!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Laura, qué impotencia!.
    Y pensar que cuando hemos estado delante de algún circo, informando a los adultos con niños que se dirigen a la entrada de este espectáculo terrorífico, la mayoría nos mira con recelo y molestos por nuestra presencia, mientras los niños se nos quedan mirando, inocentes, preguntándose: ¿por qué estarán estas personas aquí, en la puerta del circo?. Espero que cuando tengan suficiente uso de razón (algo que sus padres no lo tienen) luchen como nosotros por terminar con esta gran injusticia.

    Besos.

    Yolanda

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog