jueves, 1 de abril de 2010

EL MORIDERO

Tú, si te mueres antes que yo, no irás , Platero mío, en el carrillo del pregonero, a la marisma inmensa, ni al barranco del camino de los montes, como los otros pobres burros, como los caballos y los perros que no tienen quien los quiera.



Tú, si te mueres antes que yo, no irás, Platero mío, en el carrillo del pregonero, a la marisma inmensa, ni al barranco del camino de los montes, como los otros pobres burros, como los caballos y los perros que no tienen quien los quiera. No serás, descarnadas y sangrientas tus costillas por los cuervos - tal la espina de un barco sobre el ocaso grana-, el espectáculo feo de los viajantes de comercio que van a la estación de San Juan, en el coche de las seis; ni, hinchado y rígido entre las almejas podridas de la gavia, el susto de los niños que, temerarios y curiosos, se asoman al borde de la cuesta, cogiéndose a las ramas, cuando salen, las tardes de domingo, al otoño, a comer piñones tostados por los pinares. 


Vive tranquilo, Platero. Yo te enterraré al pie del pino grande y redondo del huerto de la Piña, que a ti tanto te gusta. Estarás al lado de la vida alegre y serena. Los niños jugarán y coserán las niñas en sus sillitas bajas a tu lado. Sabrás los versos que la soledad me traiga. Oirás cantar a las muchachas cuando lavan en el naranjal y el ruido de la noria será gozo y frescura de tu paz eterna. Y, todo el año, los jilgueros, los chamarices y los verdones te pondrán, en la salud perenne de la copa, un breve techo de música entre tu sueño tranquilo y el infinito cielo de azul constante de Moguer.



 Juan Ramón Jiménez


“Platero y yo”



Más capítulos de Platero y yo 

El perro sarnoso




En este enlace podéis encontrar la grabación realizada en audio por Elena Rubio del libro Platero y yo. Un magnífico trabajo:



12 comentarios:

  1. ¡Qué gran libro el de Platero! Lo recomiendo vívamente.

    ResponderEliminar
  2. Spooky, este libro es uno de mis favoritos. Juan Ramón Jiménez era un hombre con sensibilidad, con empatía, algo que hoy en día no existe en algunos de los escritores españoles.

    ResponderEliminar
  3. Me has hecho llorar dos veces. Me ha emocionado muchísimo esta entrada de Platero y la de Antonio Gala sobre el perro en la carretera, Azahar. Por no hablar de la poesía del toro llamando a su asesino "ridícula bailarina".

    Supongo que no hará falta decirte que me encanta tu blog. Aunque me haga llorar. O tal vez sea por eso.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Alberto, agradezco tus palabras porque mi itención a la hora de compartir con vosotros estos escritos es llegar al corazón, al alma de las personas que lo visitan. Hay individuos que, sin darse cuenta, son muertos andantes, van por la vida con una máscara sonriente o quizá inexpresiva, pero es sólo eso, una máscara del cadáver que llevan a cuestas. Han matado sus buenos sentimientos, esos que les convierten en personas. No tienen corazón.
    Frente a este colectivo estamos los que luchamos contra corriente, los que no nos avergonzamos de llorar ante las injusticias y sufrir por el dolor ajeno. Pero no nos quedamos ahí. Hacemos lo posible por cambiar la situación de indefensión de los más débiles, ya sean humanos o animales no humanos.
    Juntos podemos, Alberto. La razón y la justicia están de nuestra parte.

    Gracias por ser una persona sensible, no cambies.
    Un saludo,

    Yolanda

    ResponderEliminar
  5. Creo que es una cuestión de mínima sensibilidad y empatía hacia el sufrimiento de los animales. Se tiene o no se tiene.

    Hace dos o tres entradas, en mi blog de "Mis galgas yo y..." Hablaba de que fuí testigo de como un coche aplastaba a un gorrión que me miraba a los ojos unos segundos antes. Muchos (energúmenos, sin duda) se habrían reido. Yo aún no le he olvidado. me amargó el día.

    Me duele el dolor de los humanos. ¿Pero por qué cada día me duele más el de los animales? Supongo que viendo lo que veo a diario en internet, es inevitable que me convierta en misántropo. Muy pocas veces se hace justicia con los animales.¿Soy raro?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Alberto, no eres "raro", sencillamente somos distintos, porque dejamos crecer en nosotros el vínculo que nos une a la naturaleza. Amamos la naturaleza porque de ella formamos parte. Esto, que debería de ser el primer y más importante mandamiento a cumplir, es indiferente en la gran mayoría de los que componen la sociedad actual. Hemos despertado del letargo, de la somnolencia en nuestras conciencias, provocado por el sopor del ambiente egoísta que nos rodea. No cambies nunca, por favor, somos pocos los que luchamos contra esta sociedad, y una pérdida sería demasiado importante para nuestra causa.

    Y dejando este tema, tengo que decirte que me has dejado anonadada. ¿Por qué? pues me vas a perdonar, pero no había visto tu perfil hasta ahora que has mencionado tu blog. Enseguida he ido a verlo y me ha encantado. Encantada es la palabra más exacta porque he sido cegada por un hechizo. Un hechizo maravilloso.
    Al empezar a ver tu estilo, tan delicado y elegante ...Después,escuchar el Claro de luna de Debussy...Eres una persona que radia sensibilidad.

    Esto me recuerda un escrito de Eduardo Galeano, en el que narra la experiencia de un hombre que viaja al espacio y desde allí ve el planeta Tierra. Cuando regresó, sus conocidos le preguntan: ¿Qué viste? ¿Cómo es la Tierra desde allí?. Él narra el paisaje y describe a las personas que habitamos el planeta como si fuésemos pequeñas luces, pequeños fuegos. No todas las llamas son de igual intensidad. Las hay muy tenues, algunas casi apagadas, pero hay algunas que tienen tanta fuerza que los que se acercan, aunque estén apagados, se encienden volviendo a dar luz y vida.
    ¿Por qué cuento esto? Porque la visión de tu blog y lo que refleja de ti, me ha recordado a esas llamas vivas, a esos fuegos que tienen tal intensidad, que dan luz a los que no la tienen.

    Alberto, gracias por compartir con nosotros tu luz y tus elevados sentimientos.



    Un beso,

    Yolanda

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón, Yolanda. ¡Tu eres lista!:) Yo no tanto. Me refiero a lo que dices del vínculo con la naturaleza. hace una semana, salí del metro en Sol y al ver la plaza llena de gente, pensé qué pintaba yo ahí. Rodeado de cientos de personas que no conozco y si las conociera, la inmensa mayoría, no tendrían nada que ver conmigo. Lo que deseaba era estar lejos de allí, rodeado de árboles y pájaros. Cada vez me gusta menos la ciudad y más el campo. Con lo urbanita que yo he sido! Voy con mis galgas al parque, y soy felíz cuando estamos solos, en días lluviosos como hoy. Con los árboles, los rosales, los mirlos y las urracas. En casa, me fascina como sale una nueva hoja de una de mis plantas. Tengo dos bonsais y soy incapáz de podarlos. Crecerán hasta el techo! si me encuentro una arañita corriendo por la pantalla del ordenador, la cojo con cuidado y la pongo en una maceta de la ventana... así todo el día. Por que lo natural, es que esa arañita exista. No matarla. Cada día siento más ganas de retirarme del mundo. Cuando me toque la lotería (Sí, me tocará), me retiraré a una preciosa casa. La música, los libros y dvd's, los compro en internet. Viviré en paz. Te digo que soy raro. Cuando la mayoría no es como tú, el raro eres tú. Me he pasado la vida sintiendome marciano.

    Bueno, el anonadado soy yo. Todo lo que dices de mí y mi blog... supongo que lo hago a mi gusto. Para bien o para mal. Me alegro mucho de que te guste tanto mi blog. Me sorprende pués a veces creo que debo ser el único interesado en lo que cuento. Aunque tengo muy buenos y fieles seguidores. ¿Sensible? Creo que sí. ¡Así me ha ido en la vida! Eres muy amable y todo lo que dices es muy halagador. Pero viendo tu blog... ¡Mira quién habla de sensibilidad!

    Lo que me cuentas de Eduardo Galeano, es precioso. Me cuesta verme a mí así. Pero es precioso. He visto tu entrada en tu otro blog. Muy emotivo.

    Perdóname. Tiendo a extenderme demasiado.

    Te agradezco otra vez muchísimo, todo lo que dices de mí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. ¡Y gracias por poner el link a mi blog!

    ResponderEliminar
  9. Alberto,tengo poco tiempo pero voy a intentar contestarte en un minuto (de los míos).
    En primer lugar, tienes total libertad para expresar cuanto quieras y como quieras en cualquiera de mis espacios; tú y cualquiera que quiera exponer sus ideas con respeto. Tengo que decirte que no me agradan los comentarios breves sin razonamiento. En ocasiones, se puede ser escueto, pero todos tenemos que aprender de los demás y este es un espacio para eso, para poder decir lo que en otros lugares no permiten o nos harían sentir ridículos (como has comentado anteriormente). Aquí nadie menosprecia la sensibilidad y la compasión hacia ninguna criatura indefensa y el que lo haga, aquí estoy yo para pararle los mensajes.

    En segundo lugar, tengo que confesarte que ayer estuve hasta las dos de la madrugada leyendo con la música de fondo de tu magnífico blog. Me encantó. Creo haber leído que has nacido en la misma época del año que yo; por supuesto, yo nací con un montón de años de antelación que tú.
    No creo en el horóscopo, pero es verdad que me he topado con personas con una sensibilidad parecida por el arte, la música y la naturaleza nacidas por estas fechas. Como tú, soy pintora, artesana, maestra de nada y aprendiz de todo.

    Lo que comentas de Madrid, yo nací aquí, también me gusta la ciudad, pero por varias razones me he recorrido España en lugares donde hay más naturaleza y tranquilidad y ahora que vivo en Madrid, no lo soporto. En cuanto pueda me marcharé a un lugar tranquilo, apartada del bullicio y la masa.

    En tercer lugar (¿entiendes lo del minuto?), en cuanto vi tu blog, pensé que los míos eran una birria y pensé en cambiarlos. Me topo con mi ignorancia del manejo del ordenador para estas cosas, aunque mi querida Spooky, que es una bendición, me ayuda y me ha enseñado mucho de lo que hoy se.

    Y para finalizar, querido Alberto, cuando haya alguna manifestación o concentración por los animales en Madrid, espero que seas una de las personas que acudimos a mostrar nuestra repulsa por su maltrato y la falta de leyes que los defiendan. La última fue hace pocas semanas, la organizó Defensa Animal en la Puerta del Sol, con el lema: "Ni toros en las plazas, ni vacas en los mataderos".

    Así que, Alberto, ya sabes anímate y participa con nosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Sólo un par de cosas.

    No sé en que año naciste tú, pero yo nací en el 60. Puede que no parezca lo suficiente maduro! El de la foto soy yo, pero bastante más joven. No uso esa foto para engañar, si no por que es mi foto favorita.

    Yo soy absolutamente ignorante en cuestiones de informática (y en otras muchas!). No había tocado un ordenador en mi vida hasta hace tres años. Lo poco, poquísimo que sé, o lo he aprendido sólo o por intuición. Y como me pongo creativo con todo, pués mis blogs, como mis dibujos, me salen muy barrocos.

    He ido a un par de concentraciones de galgos en El Retiro. A otras de este tipo, o no he podido o me he enterado demasiado tarde. Pero es de los pocos motivos que encuentro para acudir a una concentración. Me refiero al maltrato animal.

    Te doy las gracias otra vez. Y un beso.

    ResponderEliminar
  11. Vaya por dos!!...Me he dado cuenta de que, a pesar de encantarme la literatura de detectives, no valgo para eso. Yo creyendo que eras un "nene" con pañales y resulta que somos de la misma época. También tengo cincuenta inviernos, como tú, y si yo tengo cincuenta, pues tú también, si mis cálculos no me engañan.
    Si no te importa, te avisaré cuando haya otra concentración o actividad para luchar contra el maltrato animal en Madrid. Quizá nos hayamos cruzado en alguna de las que mencionas, desde que vivo aquí, no he faltado a ninguna.

    Y ahora, para daros a todos un poco de envidia, os diré que salgo ahora mismo de viaje a los Pirineos. Pero no os preocupéis que vuelvo enseguida, mañana otra vez de vuelta a Madrid.

    Un abrazo, Alberto, y perdona por haberte tratado como a uno de mis sobrinos...Es que la foto engaña...

    ResponderEliminar
  12. ¡Sera debido a mi síndrome de Peter Pan!:) Creo que debería empezar a comportarme como corresponde a un caballero de mi edad. Estos malentendidos... ¿Me has tratado como a uno de tus sobrinos? ¡Y yo sin enterarme!

    Hubo una concentración sobre el tema de las corridas de toros no hace mucho. Fué el día que había que cambiar la hora. Yo, muy responsable, cambié la hora de todos los relojes de casa, menos la del despertador. Me dormí. Me cabreé tanto, que hasta hice una entrada en el blog sobre ello. ¡Patético!

    Sí que me das envidia con lo de los Pirineos. Es un lugar precioso que espero conocer algún día.

    Un beso y no te preocupes en contestar a este comentario. No quiero aburrirte más.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog