viernes, 19 de febrero de 2010

Manteniendo con vida a la momia taurina

Estupefacta me he quedado al leer esta noticia: “Cabe señalar que  la Diputación de Badajoz aporta cada año 404.000 euros al Patronato de Tauromaquia”, así lo ha expresado  el Vicepresidente de la Diputación de Badajoz tal y como lo refleja un periódico de la zona.

Por supuesto, esto es sólo una gota del manantial (al parecer inagotable) que recibe el mundo de la tauromaquia de los presupuestos provinciales, autonómicos y estatales en este país. Mi estado de aturdimiento no es sólo por el gasto que supone seguir intentando mantener con buen aspecto a la momia taurina, sino a la pasividad con que el resto de los ciudadanos, no aficionados a esta fiesta macabra, toleran imperturbables que el dinero recaudado con sus impuestos tenga un fin tan siniestro.

Realmente ¿en España nos encontramos tan boyantes economicamente para que continúe el chorreo de transfusiones de dinero y sangre (sangre del toro, evidentemente) a un colectivo desfasado, tan agonizante y moribundo?. Estos datos me hacen pensar que la educación, la sanidad, la ayuda a los más desfavorecidos, a enfermos crónicos y un largo etcétera, va “viento en popa” en Badajoz y el resto de los diferentes rincones del país.

Acabo de pincharme (menos mal que no he recibido las estocadas del pobre toro) y salgo de mi estado de shock. Recupero la consciencia (el toro no la recupera, es la víctima mortal) y sigo sufriendo una realidad patente y dolorosa: “El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo se situó al finalizar diciembre al borde de cuatro millones de desempleados”. Si a usted estimado lector, le preguntasen: ¿quiere que parte de sus impuestos se dedique a subvencionar las corridas de toros?, ¿prefiere seguir manteniendo estos espectáculos denigrantes? o ¿se mostraría favorable a que este dinero se dedicara a ayudar a los parados a encontrar trabajo, libros gratuitos para la enseñanza de los más jóvenes, asistencia a ancianos desamparados, etc. etc. etc.?.

Aun tengo sangre en las venas y no consiento que el dinero de mis impuestos se dedique a seguir transfundiendo vida a una momia, un cadaver digno de figurar únicamente en algún museo, un museo del espanto, por supuesto.


Yolanda Plaza Ruiz

Fuentes:




7 comentarios:

  1. ¿Se ha preguntado usted, cuánto INGRESA la administracción de la Fiesta de los toros?.

    ResponderEliminar
  2. Estoy esperando a que me lo diga usted, para que nos enteremos todos.

    ResponderEliminar
  3. Bravo Yolanda! Vergüenza infinita es lo que sentimos la inmensa mayoría de personas que vivimos en este país, por legalizar la tortura y muerte de un ser sintiente. Espero impaciente el día en que este crimen sea un delito, y todos los que se nutren de él se dediquen a ganarse la vida de manera honrada. Toreros, asesinos, y quienes les apoyan, cómplices.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Laura. Nos va a costar mucho sufrimiento alcanzar la meta que nos hemos propuesto: la abolición de la tauromaquia, pero estoy segura de que su fin está cerca.

    Juntos podemos

    Un abrazo compañera

    ResponderEliminar
  5. "la pasividad con que el resto de los ciudadanos, no aficionados a esta fiesta macabra, toleran imperturbables que el dinero recaudado con sus impuestos tenga un fin tan siniestro"....esta frase tuya refleja fielmente lo que tengo a mi alrededor, y como tú me siento indefensa ante tanta crueldad y tanta pasividad...y por supuesto, impotente. A pesar de todo, a diario envío un email con mi protesta al patronato de tauromaquia de la diputación de Badajoz para que desista en este abyecto empeño de tortura sistemática y elimine este desagüe por el que se cuelan los recursos de todos para beneficio de unos pocos...un saludo y encantada de conocer tu blog..Eva

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ti, Eva. Tú sí que eres un ejemplo. Si todos los que luchamos por los animales en este país fuésemos tan constantes como tú, los cambios los veríamos con más rapidez.
    Si los que tienen un puesto de autoridad no nos quieren escuchar , al menos que se acuerden de nosotros constantemente.
    Me han animado mucho tus palabras, Eva.
    Encantada de tenerte por aquí.

    Yolanda

    ResponderEliminar
  7. El apoderado de José Tomás, Salvador Boix, ha participado hoy (03/03/2010) como ponente en el primer día de debate de la ILP de Cataluña y entre otras cosas ha dicho: “que se deje a la Fiesta morir en paz"

    La “fiesta” está agonizando. Los únicos signos de “vida” (una broma de mal gusto cuando se trata de matar torturando a un inocente), sólo se perciben gracias a la inyección de dinero en forma de subvenviones. Hasta los propios aficionados lo reconocen. Dejemos a la muerta que descanse en paz. Amén.

    Enlace de la noticia:

    http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=296013

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog