viernes, 19 de febrero de 2010

Manteniendo con vida a la momia taurina

Estupefacta me he quedado al leer esta noticia: “Cabe señalar que  la Diputación de Badajoz aporta cada año 404.000 euros al Patronato de Tauromaquia”, así lo ha expresado  el Vicepresidente de la Diputación de Badajoz tal y como lo refleja un periódico de la zona.

Por supuesto, esto es sólo una gota del manantial (al parecer inagotable) que recibe el mundo de la tauromaquia de los presupuestos provinciales, autonómicos y estatales en este país. Mi estado de aturdimiento no es sólo por el gasto que supone seguir intentando mantener con buen aspecto a la momia taurina, sino a la pasividad con que el resto de los ciudadanos, no aficionados a esta fiesta macabra, toleran imperturbables que el dinero recaudado con sus impuestos tenga un fin tan siniestro.

Realmente ¿en España nos encontramos tan boyantes economicamente para que continúe el chorreo de transfusiones de dinero y sangre (sangre del toro, evidentemente) a un colectivo desfasado, tan agonizante y moribundo?. Estos datos me hacen pensar que la educación, la sanidad, la ayuda a los más desfavorecidos, a enfermos crónicos y un largo etcétera, va “viento en popa” en Badajoz y el resto de los diferentes rincones del país.

Acabo de pincharme (menos mal que no he recibido las estocadas del pobre toro) y salgo de mi estado de shock. Recupero la consciencia (el toro no la recupera, es la víctima mortal) y sigo sufriendo una realidad patente y dolorosa: “El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo se situó al finalizar diciembre al borde de cuatro millones de desempleados”. Si a usted estimado lector, le preguntasen: ¿quiere que parte de sus impuestos se dedique a subvencionar las corridas de toros?, ¿prefiere seguir manteniendo estos espectáculos denigrantes? o ¿se mostraría favorable a que este dinero se dedicara a ayudar a los parados a encontrar trabajo, libros gratuitos para la enseñanza de los más jóvenes, asistencia a ancianos desamparados, etc. etc. etc.?.

Aun tengo sangre en las venas y no consiento que el dinero de mis impuestos se dedique a seguir transfundiendo vida a una momia, un cadaver digno de figurar únicamente en algún museo, un museo del espanto, por supuesto.


Yolanda Plaza Ruiz

Fuentes:




miércoles, 17 de febrero de 2010

Las corridas de toros en la obra de Mario Benedetti

Beatriz (La amnistía)
de Primavera con una esquina rota
Mario Benedetti


Este relato forma parte del libro “Primavera con una esquina rota” de Mario Benedetti. Beatriz es una niña que vive en el exilio con su madre y su padre se encuentra en prisión por cuestiones políticas.
 Paso a copiar para vosotros algunas frases donde la niña reflexiona, desde su óptica infantil,  sobre las corridas de toros:



     “Amnistía es una palabra difícil, o como dice el abuelo Rafael muy peliaguda, porque tiene una M y una N  que siempre van juntas. Amnistía es cuando a uno le perdonan una penitencia. Por ejemplo si yo vengo de la escuela con la ropa toda sucia y Graciela o sea mi mami me dice por una semana estarás sin postre, y si después me porto bien y a los tres días traigo buenas notas en aritmética entonces ella me da una amnistía y puedo volver a comer helado de esos que se llaman canoa y tienen tres pelotas una de vainilla otra de chocolate y otra más de fresa que viene a ser lo mismo que el abuelo Rafael llama frutillas.

    … También el otro día vi por la tele una corrida de toros que es como un estadio donde un señor juega con una mantel colorado y un toro que se hace el furioso pero es buenísimo, y después de muchísimas horas de estar jugando con el hombre se aburrió y dijo no quiero jugar más con ese bicho que se hace el furioso pero el toro quería seguir jugando y entonces fue el hombre quien se puso furioso y como era muy necio le clavó aquí en la nuca una espada larguísima y el toro que ya estaba a punto de pedir la amnistía miró al señor con unos ojos muy pero muy tristes y después se desmayó en mitad de la cancha sin que nadie le diera la amnistía y a mí me dio tanta lástima que me salió un suspiro finito finito y esa noche soñé que yo acariciaba al toro y le decía chicho chicho igual que le digo a Sarcasmo el perro de Angélica y él mueve la cola contentísimo, pero en el sueño el toro no la movía porque seguía desmayado en mitad de la cancha y yo le daba la amnistía pero en sueños no vale.

      …Cuando venga la amnistía no habrá  más corridas de toros ni me van a salir más granitos…”

Primavera con una esquina rota
Mario Benedetti 


jueves, 11 de febrero de 2010

Reliquias de un pasado sangrante

“La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos”. Karl Marx


"Por eso lo llaman cortar al diablo, la parte satánica ha sido extraída y la mujer ya no siente urgencia (sexual) y se queda en casa tranquila". Así explican unos jóvenes las razones para la  tradicional ablación o circuncisión femenina en un documental producido por la Safe Hands y FIGO (Organización Internacional de Ginecólogos y Obstetras). El pasado 6 de febrero se celebró el Día Internacional contra la mutilación genital femenina. Una reliquia del pasado cruel que se resiste a desaparecer en diversos colectivos, musulmanes, cristianos y animistas, practicado en niñas y adolescentes.

Los instrumentos utilizados para tal salvajada también son rústicos, pueden ser hojas de afeitar, tijeras o trozos de vidrio, por supuesto sin esterilizar y para no derrochar, estas herramientas suelen ser reutilizadas en varias víctimas. La  niña debe permanecer tres días tras la operación con rodillas y muslos atados. Los detalles del rito en cuestión son espeluznantes, sólo aptos para mentes sádicas.






Perduran tradiciones sanguinarias en los que el protagonista es otra víctima inocente, con un sistema nervioso similar al de cualquier niña, un mamífero como el resto de los humanos, con una diferencia notable: posee cuernos visibles, algo que en algunos de nuestros congéneres no resulta tan evidente. Otro elemento común en estos riturales es su arraigo en la cultura popular, algo que en demasiadas ocasiones “oprime como una pesadilla el cerebro (y el corazón) de los vivos” como diría Karl Marx. Este reo a muerte es ejecutado sin compasión en una plaza de toros, no habiendo cometido ningún delito que justifique tal fin. Aun así, hay quienes se afanan por  exportar la tauromaquia a países tan lejanos como China, pero este plan se ha encontrado con obstáculos insalvables. Ciudadanos de diferentes colectivos, entre los que se encuentran asociaciones protectoras de animales y grupos ecologistas, “han inundado a las autoridades e incluso al Parlamenteo con miles de cartas de oposición”. Zhang Dan, fundadora del grupo Protección de los Animales en los Medios expresó su rechazo en estos términos: “"Es un proyecto absolutamente inaceptable","el toreo es cruel, salvaje y sangriento”, resulta “inmoral exportar una tradición cuando ya empieza a extinguirse en su lugar de origen”.
Henry Ford dijo: “ No queremos tradición. Queremos vivir en el presente y la única historia que tiene algún valor es la que nosotros hacemos”. Una buena parte de la sociedad quiere vivir en el presente, trabajando por un futuro mejor, donde los niños y niñas, así como animales carentes de derechos, víctimas humilladas por  mentalidades ancladas en el pretérito, puedan gozar de un porvenir sin crueldad, sin mutilaciones, liberados de reliquias opresivas. Nosotros caminamos hacia delante, como aguas claras que fluyen ofreciendo vida, no somos aguas estancadas, insalubres, malolientes, venenosas.


Volviendo al triste hecho de la ablación femenina, no estaría de más “cortar al diablo, extirpando la parte satánica que aun persiste en mentalidades obstusas, consiguiendo que el monstruo “ya no sienta urgencia y se quede en casa tranquilo. Tranquilos ellos y nosotros.



Yolanda Plaza Ruiz

Fuentes: 





Goya antitaurino

La Tauromaquia

ANDRÉS GARCÍA IBÁÑEZ



LA Tauromaquia de Goya es un conjunto de cuarenta y cinco estampas grabadas al aguafuerte y aguatinta en poco menos de un año, desde finales de 1815 hasta mediados de 1816. En la primera edición, realizada por el propio artista para su venta, se estamparon sólo treinta y tres de las imágenes. Esta monumental serie fue realizada inmediatamente después de los Desastres de la guerra, fundamental también dentro del corpus goyesco, constituida por ochenta estampas de violencia y crueldades. Los Desastres y la Tauromaquia comparten una visión cruenta y brutal de la condición humana, donde la aniquilación y muerte del contrario es el único desenlace posible. En ambas series aparecen patriotas similares, ya sea en trance de asesinar franceses o de matar toros. En este sentido, la Tauromaquia es una suerte de continuación de los Desastres, a modo de gran friso sobre la violencia. Hasta hace relativamente poco, toda la historiografía sobre esta serie ha incidido en el tópico del Goya cronista y aficionado, visión que empieza a ser superada por investigadores recientes como José Manuel Matilla que, más certeramente y tras un visionado directo de las estampas, más objetivo, las ha relacionado con la postura de denuncia de los ilustrados afines al pintor. En casi todas las imágenes, el salvajismo humano es la tónica dominante; los personajes suelen tener expresiones faciales bestiales y primitivas, poseídos por la sinrazón, el odio y la voluntad de matar. El público que asiste al espectáculo está representado como una masa informe, enardecida o poseída por la misma bestialidad; a veces, alguien ríe con gesto de sadismo. El toro suele aparecer siempre como una víctima que intenta defenderse de una jauría de bestias carniceras. En otras ocasiones, consigue provocar el miedo, como en la estampa de la muerte del alcalde de Torrejón; el animal ha saltado al graderío y deja a su paso un reguero de sangrienta aniquilación. En la misma línea, el pintor critica la gratuita exposición a un riesgo mortal por parte del torero, con títulos -más que elocuentes- como "temeridad de Martincho" u "otra locura suya". Estos títulos, además, fueron propuestos a Goya por Ceán Bermúdez, su más cercano colaborador en la tarea de dar a sus grandes series grabadas la imagen pública definitiva antes de la estampación y venta. La suerte de varas es el momento más repetido por el pintor, dada su enorme carga dramática y sangrienta. La representación goyesca se recrea aquí en los tumultos de caballos destripados, toreros arrollados por el toro y un público que en ocasiones salta al ruedo y participa de la confusión. Ilustrados como Vargas Ponce o León de Arroyal responsabilizaban a la fiesta del estado de degradación patrio, por "incitar al ocio estéril y descuidar la industria y el progreso". Nada nuevo bajo el sol.

ANDRÉS GARCÍA IBÁÑEZ


domingo, 7 de febrero de 2010

El transporte público y nuestros amigos de cuatro patas

Según una noticia aparecida en 20minutos: “Metro estudia abrir la red a bicicletas, y quizá también a las mascotas”

-Ahora sólo pueden acceder al suburbano animales en sus jaulas, igual que en los autobuses de la EMT.
-Renfe es la única que no lo restringe.
-Los consumidores sí piden límites en las horas punta


"Próxima estación: Colón" anuncia la megafonía del metro mientras dos ciclistas preparan sus bicicletas para bajarse del vagón y una joven hace lo propio con su perro. Esta ficción podría hacerse realidad si Metro aprueba la propuesta para permitir las bicicletas sin limitaciones horarias. Además, según ha sabido 20 minutos, la compañía no descarta estudiar que las mascotas pudieran entrar si así lo piden los usuarios.

A día de hoy, sólo Cercanías Renfe permite viajar con animales de compañía (perros, gatos y aves) sin necesidad de que vayan dentro de una jaula, pero sí debidamente sujetos con correa y provistos de bozal. Por su parte, a los autobuses de la EMT y vagones del metro sólo pueden subir perros-guía de invidentes o "pequeños animales domésticos transportados por sus dueños en receptáculos idóneos, y que no produzcan molestias por su olor o ruido" al resto de los viajeros, según su reglamento.




La revista “Amigos” de la Fundación Purina, en diciembre de 1997, 
en un estudio realizado sobre el acceso de animales a los transportes públicos en España, comentó: 

“La prohibición de viajar acompañado de un animal doméstico va contra el Convenio de Berna de 1970 sobre transportes terrestres, asumido por España en 1975. Este impedimento va también contra el espíritu de la Constitución ya que ésta consagra como un derecho fundamental la libertad de circulación”. 

"Una macro encuesta encargada por la Fundación Purina constata el sentimiento de discriminación de los dueños de animales de compañía respecto al acceso de éstos al transporte urbano e interurbano. 
Además, la facilidad que supondría que perros y gatos acompañen a los dueños en sus desplazamientos, por ejemplo durante los periódos de vacaciones, favorecería sin ningún tipo de duda que no se produzcan tantos abandonos". 



Actualmente las personas que viajan en tren , sólo pueden llevar a sus perros o gatos con ellos, si su peso no excede de 6kg. Los de mayor peso sólo pueden viajar en los que admiten facturación de equipajes, con los que nuestros amigos tienen que ir con como si fuesen una maleta o un paquete sin vida, ni sentimientos, ni necesidades fisiológicas. Se han conocido perros que han llegado casi muertos al lugar de destino y únicamente les ha salvado la prontitud de su dueño en buscar ayuda veterinaria de urgencia. Por desgracia, se han dado casos en los que empresas dedicadas al transporte de paquetes en 24horas han llevado animales como mercancía, con el resultado de que o se han perdido por el camino no se sabe cómo, o han muerto. Lo mismo podríamos decir de animales que han viajado en empresas españolas de transporte en avión. 

Aunque la revista menciona que el acceso de los animales a los transportes favorecería el que no se dieran tantos abandonos en la época de vacaciones, yo discrepo en ese punto. Una persona que estaría dispuesta a abandonar a su perro o gato porque no puede irse de vacaciones con él, aunque no lo abandone en la época de vaciones lo hará en otro momento que se le presente en la vida. Si piensa que el viaje de vacaciones vale más que la vida durante años con su perro, mejor es que tenga un perro de peluche en lugar de un individuo único , con vida propia. 


Por último, unas palabras de Antonio Gala en “Maldición”, dedicado a los individuos que abandonan a sus amigos más fieles: 

"Maldigo, con la más rotunda de las maldiciones, a quienes, por estas fechas u otras, abandonan a sus animales de compañía. No son dignos de los unos y de la otra. Les deseo que un día sean ellos los abandonados (y seguramente acabarán por serlo) de sus mujeres, sus hijos, de sus amigos...Por egoístas despreciables. Por posponer a un ser vivo, dependiente, amable en estricto sentido, generoso y fiel, a sus propios proyectos de vacación y de comodidad. Por rescindir una relación cuando les parece conveniente. Por hijos de la gran puta. Con perdón"




sábado, 6 de febrero de 2010

“Por tierras de España”

Rafael era un hombre en el “buen sentido de la palabra, bueno”. Se afanaba en su  huerto de verduras, árboles frutales, flores, como si de un jardín delicado y con vida propia se tratase. Cuidaba de sus gatos con cariño y esmero. En ocasiones, su semblante entristecía cuando recordaba el trágico final que habían conocido la mayoría de sus inocentes amigos felinos. Recuerdo aquellos días en los que, como era mi costumbre, me acercaba a su “jardín” para comprarle tomates, cebollas, patatas, limones. Era una delicia volver en mi coche con olor a naturaleza (ningún ambientador industrial puede asemejarse a esta fragancia), con alimento para unos días y con flores, unas flores que Rafael me regalaba sonriente, satisfecho, sabedor de que en nuestras charlas, él podía disfrutar expresando en voz alta el amor por su tierra, por los animales. El suceso imprevisto (o sí previsto) vino en forma de desgracia. Las aguas de la fuente natural, cercana a su huerto,  de la que nos abastecíamos la gente de la zona, y con las que Rafael regaba sus plantas, se contaminaron por la mala planificación, la permisividad e ineptitud de los responsables del ayuntamiento. El rostro de Rafael, reflejó entonces una amargura infinita, sus palabras, a veces entrecortadas, salían entre lágrimas sin comprender su infortunio. Unas semanas después, al regresar a su huerto, Rafael ya no estaba, había decido poner fin a sus días. Su corazón tan delicado y sensible, no había encontrado fuerzas para enfrentarse a la adversidad. 



Machado en su poema “Por tierras de España”, describe  otro tipo de individuos con “ojos de hombre astuto, ..el hombre malo del campo y de la aldea, capaz de insanos vicios y crímenes bestiales, que bajo el pardo sayo esconde un alma fea”.  A diferencia de Rafael, estos personajes suelen tener en “propiedad” animales maltratados, desatendidos, hambrientos.
Recientemente, los agentes del Seprona del puesto de El Escorial y bomberos de Guadarrama, han asistido al rescate de un caballo que“falto de alimentos, escapó en busca de comida y pese a su temor a estos pasos, colocados para evitar que el ganado circule libremente, decidió aventurarse para saciar su hambre”, según explicó la portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil, Mercedes Martín. “El caballo había quedado atrapado por sus patas traseras” entre dos de las rejas de un paso situado en una vía pecuaria que une la localidad de Matalpino con la Pedriza. El equino fue atendido por un veterinario y posteriormente sacrificado, debido a las lesiones irreversibles que sufría. Los agentes informan que “el propietario del animal posee otros caballos campando a sus anchas por prados y fincas cercanas a estos peligrosos pasos”. Estos compañeros de la víctima se encuentrarn en el mismo estado de abandono, indefensos ante la negligencia, con un futuro incierto.


En el mundo rural, como en la ciudad, existen fulanos con “ojos siempre turbios de envidia o de tristeza, guarda su presa y llora la que el vecino alcanza; ni para su infortunio ni goza su riqueza; le hieren y acongojan fortuna y malandanza”. “Mas otra España nace, la España del cincel y de la maza, con esa eterna juventud que se hace del pasado macizo y la de raza”. Como Rafael, aun quedan hombres y mujeres “en el buen sentido de la palabra, buenos”. De estos depende nuestro futuro y también el de los animales que conviven “por tierras de España”.


Fuentes:




Yolanda Plaza Ruiz



viernes, 5 de febrero de 2010

¿ILEGAL? No importa, se paga la multa y punto

"Cazalilla vuelve a desafíar a la Justicia y arroja la pava"






¡¡Que no se diga!!!, sí señor con un par...


A los vecinos de Cazalilla (Jaén), les sobra el "parné", les sobra chulería , les sobra estupidez, les sobra garrulismo.. 

y tantas cosas más....

Estas acciones demuestran, como en otras ocasiones, que el españolito típico no va a cambiar….

Decía Machado: “la España de charanga y pandereta,..devota de Frascuelo (famoso torero) y de María,” (también famosa)  ..con fiestas populares manchadas de sangre de inocentes animales, donde “jóvenes (y no tan jóvenes) lechuzos y tarambanas…amantes de sagradas tradiciones”, y festejos en los  que abunda la “náusea de un borracho ahíto de vino malo”. 

No podemos consentir que en nuestros pueblos, bajo el amparo de los ayuntamientos y de la legalidad, ( y pasando por la ilegalidad, qué más da, ...se paga la multa y  punto !!!)se sigan torturando a estas víctimas inocentes, a la vista de niños que acuden con sus padres para tomar ejemplo de las tradiciones que “supuestamente tienen que seguir”, convirtiéndolos en futuros matarifes “borrachos, ahítos de vino malo,lechuzos y tarambanas…..de esta España inferior que ora y bosteza,..España especialista en el vicio al alcance de la mano”




Cazalilla vuelve a desafíar a la Justicia y arroja la pava

 

Noticia de:

 

GINÉS DONAIRE - Jaén - 04/02/2010


Dicen los vecinos de Cazalilla (Jaén) que quien atrapa la pava que cada año se tira desde el campanario tendrá buena suerte a lo largo del año. Quizá por ello, Manuel Jesús Robles, un joven de 21 años, posaba ayer eufórico ante los medios de comunicación con su preciado botín que, para mayor fortuna, ha logrado por segundo año consecutivo, algo poco habitual. El problema es que esta tradición choca con la normativa autonómica contra el maltrato de los animales. La pava fue lanzada ayer por otro vecino del pueblo desde lo más alto de la iglesia, a una altura de 35 metros.
Un año más, los vecinos de Cazalilla volvieron a desafiar a la Justicia y a los grupos conservacionistas y, fieles a la cita en el día de San Blas, volvieron a repetir una tradición que se remonta a principios de siglo XIX, cuando dos familias enfrentadas durante años sellaron la paz con la boda de sus hijos y tiraron desde el campanario una pava. Da igual que esta tradición sea denunciada año tras año por los grupos contra el maltrato animal, y que los vecinos -con el respaldo del Ayuntamiento, gobernado por el PSOE- tengan que sufragar la sanción administrativa.
"La pava no ha sufrido ningún daño, miren, miren", retaba en tono desafiante Robles alentado por sus vecinos. El joven, como ya hizo el año pasado, prometía que el animal estará bien cuidado en su domicilio, como es preceptivo para todos los que se hagan con la presa. "La llevaré a un corral de un familiar y allí estará hasta que muera de vieja". La suelta de la pava, que tuvo lugar minutos antes de que se hiciera la noche, volvió a reunir a cientos de vecinos de Cazalilla (840 habitantes) y de otras localidades limítrofes.
Entre el público, mezclados con discreción, agentes de paisano de la Guardia Civil para levantar el atestado que desembocará, si nadie lo remedia, en una nueva sanción, bien al hombre que tira la pava desde el campanario o, cuando éste no puede ser identificado, al mismo Ayuntamiento por tolerar esta tradición. "Como vecino estoy de acuerdo con la fiesta, aunque como alcalde tenga que acatar la ley", ha venido justificando el alcalde, el socialista Juan Balbín.La Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales (Asanda) volverá a interponer denuncia con el fin de luchar para que este tipo de tradiciones queden abolidas. El año pasado, a raíz de la denuncia de Asanda, la Junta de Andalucía interpuso una sanción de 2.001 euros al hombre que lanzó la pava, Francisco José C. L., que no tuvo reparo alguno en mostrar a cara descubierta al animal por los ventanales del campanario de la iglesia y hacer el amago de tirarla en varias ocasiones. Después liberó a la pava por el costado izquierdo desde donde aleteó hasta caer sobre el tejado del templo.



El mañana efímero

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero,
a la moda de Francia realista
un poco al uso de París pagano,
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.

Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahur, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste
cuando se digna usar de la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y, de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.

El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero,
el vacuo ayer dará un mañana huero.

Como la náusea de un borracho ahíto
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.

Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.

Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.


Antonio Machado




Por tierras de España


El hombre de estos campos que incendia los pinares
y su despojo aguarda como botín de guerra,
antaño hubo raído los negros encinares,
talado los robustos robledos de la sierra.

Hoy ve sus pobres hijos huyendo de sus lares;
la tempestad llevarse los limos de la tierra
por los sagrados ríos hacia los anchos mares;
y en páramos malditos trabaja, sufre y yerra,

Es hijo de una estirpe de rudos caminantes,
pastores que conducen sus hordas de merinos
a Extremadura fértil, rebaños trashumantes
que mancha el polvo y dora el sol de los caminos.

Pequeño, ágil, sufrido, los ojos de hombre astuto,
hundidos, recelosos, movibles; y trazadas
cual arco de ballesta, en el semblante enjuto
de pómulos salientes, las cejas muy pobladas,

Abunda el hombre malo del campo y de la aldea,
capaz de insanos vicios y crímenes bestiales,
que bajo el pardo sayo esconde un alma fea,
esclava de los siete pecados capitales.

Los ojos siempre turbios de envidia o de tristeza,
guarda su presa y llora la que el vecino alcanza;
ni para su infortunio ni goza su riqueza;
le hieren y acongojan fortuna y malandanza.

El numen de estos campos es sanguinario y  fiero:
al declinar la tarde, sobre el remoto alcor,
veréis agigantarse la forma de un arquero,
la forma de un inmenso centauro flechador.

Veréis llanuras bélicas y páramos de asceta
‑no fue por estos campos el bíblico jardín‑;
son tierras para el águila, un trozo de planeta
por donde cruza errante la sombra de Caín.

Antonio Machado


miércoles, 3 de febrero de 2010

Norman Rockewell

Norman Rockewell
Hoy 3 de febrero, se celebra el aniversario del nacimiento de este genial artista en 1926








lunes, 1 de febrero de 2010

Carta abierta al Colegio de Veterinarios de Málaga

Estimados señores:

He leído información sobre la Diplomatura Veterinaria de Bovino de Lidia que se ofrece como enseñanza extraordinaria en su página web, con este enlace:

La carrera de veterinaria merece mi respeto, siempre y cuando el fundamento de su instrucción sea con la finalidad de ayudar a los animales no humanos en sus diversas patologías, buscando el bienestar de estas criaturas, al igual que lo hacen las personas que deciden estudiar medicina, con el fin de asistir a sus congéneres.

Ustedes son conscientes del fuerte rechazo que recibe la práctica del toreo en nuestro país. No hace falta mencionarles que en el resto de las naciones civilizadas, estos festejos están prohibidos (con escasas excepciones), por su tremenda crueldad y violencia.

Me resulta imposible asumir que dentro de su gremio haya individuos capaces de fomentar la tortura por placer a un mamífero, un herbívoro con un sistema nervioso similar al nuestro. Aprecio la labor de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia (AVAT), de la que estoy segura, ustedes conocen su trayectoria.
Entre las razones para crear esta asociación exponen:

“Somos conscientes que cada día es mayor el número de ciudadanos que, a título individual o bien a través de numerosos colectivos de protección animal tanto nacionales como extranjeros, han empezado a cuestionar su existencia, realizando grandes campañas de información y concienciación. Hay mucha gente trabajando de forma desinteresada para abolir de una vez por todas estas tradiciones, y nosotros, desde nuestra parcela del conocimiento del dolor y del sufrimiento animal, hemos decidido prestarles nuestro apoyo y nuestro asesoramiento.
Desde nuestra óptica de profesionales de la sanidad animal, consideramos que este tipo de manifestaciones, atentan contra lo que creemos que debemos defender: el bienestar animal”

La defensa de los derechos de los animales es una causa con fuerte evolución en nuestra sociedad. Ustedes se empeñan en obstaculizar este adelanto impartiendo cursos como el mencionado anteriormente,  pero créanme, no van a conseguir sus objetivos. La abolición de la tauromquia será una realidad no muy lejana, por muy empeñados que estén algunos colectivos en reprimir este cambio.


Un saludo,

Yolanda Plaza Ruiz



Correo del Colegio de Veterinarios de Málaga:




Página web de AVAT (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia):







Buscar este blog