lunes, 16 de noviembre de 2009

Por Divididos, Vencidos


Quisiera publicar aquí unas palabras que aparecen en el blog “Maltrato Animal: Un Crimen Legal” en las que el autor del blog plasma de una manera magistral (como siempre) el sentir de muchos de los que estamos luchando por la defensa de los animales.
Creo sinceramente que, a aparte de nuestra labor por concienciar a la sociedad en la necesidad y obligación de otorgar a estas criaturas unos derechos que nunca se les han debido de negar, otra batalla imprescindible y penosa es la de unificar esfuerzos, derribar muros, destruir barreras en nuestros propios bandos animalistas.
Muchos estamos conscientes de la necesaria unión del animalismo en el país en el que hemos tenido la fortuna o desgracia de nacer y vivir. Es sangrante, penoso, tener que luchar, en ocasiones, contra nosotros mismos, como de una guerra civil se tratase; donde hermanos, amigos, luchamos con diferentes “uniformes”, en distintas batallas, en diferentes bandos, por una misma causa: La defensa de los individuos no humanos.

Si los animales a los que decimos defender pudiesen expresar su opinión, de manera inequívoca reclamarían, con razón, una unión de sus “abogados defensores”. Tenemos un mismo fin, o al menos deberíamos tenerlo. Los impedimentos más sangrantes contra nuestra labor, los ponemos nosotros mismos, con nuestra exclusión, nuestro afán de protagonismo, nuestro planteamiento basado en diferencias de criterios, en lugar de fundamentar nuestro compromiso en un mismo fin, un mismo ideal, una misma ética.
Os dejo con las palabras de nuestro compañero Julio Ortega Fraile. Él mejor que yo, expresa de manera incuestionable y certera nuestra necesidad vital de unión, de erradicar las miserias humanas de nuestra causa animalista.


Por divididos, Vencidos

No todo van a ser parabienes y autosatisfacción en la lucha animalista, la crítica es necesaria y muy saludable. Por eso, merece la pena considerar dónde nos está llevando la falta de unión, el que seamos muchos, con un mismo objetivo y que sin embargo, nos encontremos cada uno en una trinchera, con su uniforme, con sus armas, y librando escaramuzas de guerrilla cuando podríamos ser ejército. O nos dejamos de protagonismos y de vanidades absurdas, empezando a unir manos y voces sin importar siglas ni banderas, o los animales seguirán sufriendo las consecuencias de su maltrato y de nuestra incompetencia egoísta.
Julio Ortega Fraile
Ver tema:
La necesaria unión del animalismo
de Julio Ortega Fraile


“Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes”.- Isaac Newton

Ver también:

La unidad que sirve

es la que nos une en la lucha


http://notesalves.blog.com.es/2009/11/16/unidad-que-sirve-es-que-nos-une-en-lucha-7385984/



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Buscar este blog